Coparticipación

 

Coparticipación ( en griego-Koinonía)

  • Comunidad, asociación.
  • Compartir con otros, participar, asistir, ser asociado en algo.

Dios por si mismo ya ha creado la coparticipación, que es una relación viva y muy cercana y se ha comprometido contigo en Su Nombre:

 

          13  Cuando Dios hizo su promesa a Abraham (y por medio de Abraham también a Ti), como no tenía a nadie                                         superior por quien      jurar, juró por sí mismo.

          14  y dijo: "Te bendeciré en gran manera y multiplicaré tu descendencia.              

          15  y así,después de esperar con paciencia, Abraham recibió lo que se le había prometido.

                                                                                                                                               (Hebreos 6:13-15).

 

Jesús mismo comparte contigo la coparticipación (koinonía):

 

         16  Esa copa de bendición por la cual damos gracias, ¿no significa que entramos en comunión con la sangre de                                    Cristo? Ese pan que partimos, ¿no significa que entramos en comunión con el cuerpo de Cristo?.

          17 Hay un solo pan del  cual todos participamos; por eso, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo.

                                                                                                                                               1era de Corintios 10:16 y 17

 

Por lo tanto, Dios bendice la coparticipación (koinonía):

 

         16  No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros los que tienen (koinonía), porque esos son los sacrificios                             que agradan a Dios.

                                                                                                                                                 Hebreos 13:6

 

A través del proceso de coparticipación, tú como nuestro participante y hermano en   Cristo participas con nosotros en nuestra bendición y así estás doblemente bendecido. ¡Equipado con el doble de la potencia (dunamis)! Tú tienes el poder de "atar" y "desatar" por medio de la (palabra de Jesús), su poder.

 

Entonces, Jesús personalmente te da la garantía de que, si tú con tu participante y hermano, de mutuo acuerdo, con la palabra y en la fe, le pides al padre por CUALQUIER COSA, ¡entonces será tuya!

 

      18  Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra                          quedará desatado en el cielo.

      19  Además les digo que si dos de ustedes en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será

            concedida por mi padre que está en el cielo. 20 Porque donde dos o tres se reúnen  en mi nombre, allí estoy yo en medio

            de ellos.

                                                                                                                                                   Mateo 18: 18-20.

 

¡La conformidad que acuerdan dos creyentes por medio del Espíritu Santo, es el arma   más poderosa y el poder imparable en la lucha contra los trucos del diablo!. Este es el Super- comodín, contra el cual todas las artimañas del diablo son impotentes.

 

Nos encanta consensuar contigo en la oración (sobre la base de la palabra Viva) y ¡nos posicionamos contigo en las "primeras líneas de la batalla" en la lucha contra el mal!. ¡ La unción común nos da el doble Poder ! ¡ Aleluya!.

 

 

ORACIÓN POR LOS COPARTICIPANTES Y HERMANOS.

 

 

Todos los días oramos por nuestros coparticipantes y hermanos, y liberamos nuestra fe      en la relación entre ellos y por ellos,en todos los niveles de la vida, para que:      

  •  La unción que tenemos de Jesús, llegue a cada familia  y a cada uno de nuestros participante.   
  • El servicio y el trabajo que realizan sea ungido por Ti Padre.
  • Sus  oraciones estén llenas de la unción y del Espíritu Santo.
  • La UNCIÓN esté en ellos y en la vida de sus hijos, de modo que el yugo opresor de las preocupaciones de la vida cotidiana sea destruido, ¡EN EL NOMBRE DE JESÚS! ¡AMÉN!.

Con los siguientes versículos oramos por ti y liberamos el poder y la bendición en TU vida:

  • Salmo 23; 91;103.
  • Isaías 54
  • Efesios 1:3
  • Colosenses 1 y otros.

 

Te ponemos a ti, a tu familia, a tu casa, tu trabajo y tu servicio bajo la sangre protectora de Jesús. Llamamos las riquezas y la cosecha sobrenatural  a tu vida  para que en el momento de la siembra venga inmediatamente la cosecha:

 

      13 Vienen días afirma el Señor, en los cuales el que ara alcanzará al segador y el que pisa las uvas, al sembrador.                              Los montes destilarán vino dulce,él cual correrá por todas las colinas.

                                                                                                                    Amos 9:13

 

¡Padre: te damos gracias por esta siembra que ya es cosecha en el momento de la siembra!. Por el beneficio que recogen y juntan nuestros coparticipantes y hermanos. Te damos las gracias porque este fruto y esta bendición  fluyen rebosando en abundancia como una corriente fuerte en sus vidas. Rebosando hasta la plenitud:

  • en los fondos,
  • en la liberación,
  • en la sanidad,
  • en  los milagros,
  • y en todo lo necesario.

 

Nos fijamos y afirmamos juntos en la Palabra Viva y en sus promesas, y recibimos juntos sus promesas y el conocimiento de su voluntad.

 

¡Recibimos juntos la revelación de Su gracia y de Su paz para nosotros!

 

¡Juntos recibimos la plenitud de su bendición y de Su fuego!.

 

De este modo, la coparticipación  (koinonía) significa compartir y animarse mutuamente en el camino de la FE VIVA hacia la perfección  de (Jesús) Su PAZ, que es - ¡Shalom en Tu vida!

 

Shalom como:

 

Capacidad de Dios para hacer que abunde en ti toda SU gracia (SU bondad), para que TÚ tengas:

 

  • SIEMPRE,
  • TODO LO SUFICIENTE,
  • EN TODAS LAS COSAS,
  • Y ABUNDES para  TODA BUENA OBRA. (2da de Corintios 9:8)

 

A través de la siembra de tu semilla en el terreno de nuestra ACADEMIA PALABRA VIVA, haces junto con nosotros un pacto de bendición. ¡Ahora tu semilla te traerá 100  veces más el fruto en tu vida, en la vida de los tuyos y en la obra de Jesús por medio de nuestro trabajo, hablando y actuando según la Palabra Viva y Poderosa de la libertad y del amor!.

 

¡En el Nombre de Jesús, Amén!.

 

Registro para la coparticipación

 

sus informaciones

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.