¡Utiliza tus ojos espirituales!

Hechos 9, 18
“Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista;
y levantándose, fue bautizado.”
Hechos 9, 18

 

 Cuando leas esto, seguramente habrás aprendido a ver con tus ojos carnales y lograrás utilizarlo en tu vida. Sin embargo ¿eras consciente que además de los ojos carnales también tienes ojos espirituales?

 

A menudo, el medio ambiente y la vida diaria se lleva nuestro total pensar y sobre todo, se lleva nuestro punto de vista, de manera que nosotros nos desviamos y perdemos de vista nuestro objetivo, sin darnos cuenta de que hace rato lo hemos perdido  y de que también hemos perdido en el camino nuestra capacidad espiritual de visión.

 

Es sumamente importante para ti  entrenar esta capacidad espiritual de visión, así como has entrenado la carnal, para vivir una vida llena de sentido, una vida orientada hacia tu objetivo y sobre todo una exitosa vida.

 

Pablo se encontraba en camino a Damasco. Pensaba que – matando a los cristianos - estaba haciendo lo correcto y que estaba realizando grandes obras para Dios, pero en todo esto, no tuvo su capacidad espiritual de ver y por eso no podía escuchar a Dios, no lo podía ver, etc…

Pero cuando más tarde se encontró con Jesús y Él lo eligió  para que predicase el Evangelio, toda su vida cambió.

 

Sus ojos carnales se cerraron durante 3 días y justamente por esto, luego de este tiempo, finalmente se abrieron sus ojos espirituales, de manera que de golpe pudo ver claramente a Dios y tuvo una meta y una visión para su vida, que era preciosa y accesible para Dios.

 

Así como Pablo – es importante que también tú te tomes el tiempo para entrenar tus ojos espirituales. ¡Oriéntate hacia la Palabra de Dios, hacia Sus promesas y promisiones, hacia los buenos sermones, etc. y pasa tiempo con Él!

 

Esto abrirá tus ojos espirituales hasta que podrás ver por fin solo a Dios y Su bendición, a Sus ángeles y todo lo bueno, en todas las áreas de tu vida, ya que este cambio de visión te quita el poner tus ojos en tu medio ambiente y por lo tanto se lo entrega en las manos de Dios y Él te entrega la victoria.

 

¡Abre tus ojos espirituales porque es hora de que te levantes de tus circunstancias y por fin vivas tu vida con una clara meta, con una visión y con una esperanza!

 

Todos nosotros podemos ver el mundo con nuestros ojos carnales.

Sabemos lo que está pasando a nuestro alrededor y “creemos” que podemos ver algo.

Pero el problema está en que, mientras sigas mirando a través de tus ojos carnales,

jamás vas a mirar en el área espiritual.

Dios, Sus ángeles, Sus promesas y todas las buenas cosas están en lo espiritual y mientras

no seas consciente de esto, para ti será como si no existiesen.

¡Tómate a diario un poquito de tiempo de tu atestada agenda y entrena

apagando tus ojos carnales para ver en lo espiritual!

Por lo que  siempre permanecerás enfocando, tendrás claras metas y visiones para tu vida

y sobre todo, las alcanzarás.

(Hechos 9: 3-18)

 

Hannes Lerke

Con mucho amor, 

Unterschrift von Hannes Lerke

Escribir comentario

Comentarios: 0