¡Persevera en la oración!

Santiago 5: 16
“La oración eficaz del justo (creyente) puede mucho.”
 Santiago 5: 16 

 


 

 Si todavía tienes personas en tu familia, en tu círculo de amigos o en tu ambiente que todavía no han encontrado la libertad en Dios y en la fe, entonces no dudes, porque tu oración es capaz de salvar a esta gente.

No importa lo lejos de Dios que se encuentran, es importante que no te desesperes, pero que te ocupes de esto así como deberías ocuparte del resto de todas las cosas en tu vida – con la Palabra de Dios.

 

Dios te ha dicho que la oración del justo (de un creyente), que la oración de la fe tiene mucho poder en su efecto.

Además dice en 1 Juan 5: 14-15 que si sabemos que oramos según la voluntad de Dios,sabemos que ya tenemos la petición en la fe. POR LO TANTO que es la garantía (fe = garantía) de que se hará visible.

 

Dios quiere que tu familia y todos tus compañeros sean salvos (1 Timoteo 2: 4) y ahora solo depende de ti, el  no seguir dando vueltas y preocupándote por tu familia, sino decídete a creer la Palabra de Dios y decir como el justo que eres en la oración de la fe.

 

“Recibo ______ en el Reino de Dios. Satanás, no tienes más NINGÚN poder  sobre ellos y te ato, en el nombre de Jesús. Sus corazones ahora están preparados para la Palabra de Dios y ellos las incorporarán y llegarán al pleno conocimiento de la bondad de Dios.

Rechazo toda duda y estoy seguro de que serán salvos.”

 

¡No dudes y persevera en tu fe, NO IMPORTA lo que ellos hagan, lo que digan y lo lejos que aparenten estar de Dios!

Tu fe actúa en ellos y los salvará en un 100% si no cedes y si te mantienes firme en la fe.

O tú te das por vencido y dejas nuevamente espacio al diablo en sus vidas, o te mantienes firme y ellos se salvarán.

 

Lo más débil se ajustará a lo más fuerte y, en Dios eres SIEMPRE el más fuerte y eres suficientemente  capaz para superarlo todo.

¡Sé tú él más fuerte! ¡Sé él que permanece firme!

 

¡Nunca dejes de orar por tu familia, tus amigos, la gente que está a tu lado y por todos los demás que Dios te ha puesto en tu corazón, porque la oración de  fe puede mucho en su efecto!

¡Toma conciencia de que la voluntad de Dios es salvar a los que te rodean y,

cuando llegues a este conocimiento, mantente firme en la oración,

ata a las fuerzas del mal que todavía

retienen a esta gente y recíbelos en el reino de Dios!

Si de esta manera te mantienes firme en la oración y crees  en su salvación,

finalmente tendrán que abandonar lo que aún los mantiene frenados

y se unirán contigo en el reino de Dios.

(Santiago 5: 13-18 & 1 Juan 5: 14-15).

 

 

 

Hannes Lerke

Con mucho amor, 

Unterschrift von Hannes Lerke

Escribir comentario

Comentarios: 0