Un corazón conforme al de Dios

Lucas6:45

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno.

                                                                                                                Lucas6:45 

 


 

El buen hombre es aquel que confía en Jesús y de su corazón hacia los demás se desprenden buenos sentimientos y siempre trasmite paz y amor.

 

Quiero que puedas recibir a través de la lectura de este artículo esos buenos sentimientos hacia ti.

 

No podemos permitir que malas emociones y sentimientos se alberguen en nuestros corazones porque ahí habita el Espíritu Santo y donde está el Espíritu de Dios tienen que estar sus frutos.

Cualquier otro fruto que no sea amor, gozo, paz, benignidad, mansedumbre, templanza, dominio propio y fe no viene de Dios, sino del enemigo.

 

Es necesario que dediquemos un tiempo en la presencia de Dios cada día para pedirle al padre en el nombre de Jesús que nos revele lo oculto de nuestro corazón y de seguro Él lo hará.

 

Tenemos que renunciar a todo enojo, a toda soberbia, orgullo, falta de perdón, porque esto no viene de Dios.

Sí, puede que ahora tú estés pensando. ….. “porque ella no conoce lo que me han hecho”. Mi querido hermano o hermana no importa lo que te han hecho y créame que sé que duele, pero aquí lo que importa es que debes ser consciente de que Cristo fue vituperado, ultrajado y maltratado por el mundo y allí en la cruz sus sentimientos y sus palabras para la humanidad fueron sanas. Él le dijo al Padre. ……”Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”. (Lucas 23: 34).

 

Mujer si hoy tu esposo te ha abandonado o viceversa,perdónale porque no sabe lo que hace. Si hoy te han ofendido, te han arrebatado algo, o eres incomprendido, perdónales porque no saben lo que hacen.

 

Cuando esto lo tenemos claro y estamos convencidos de que la bendición para nuestras vidas viene del Altísimo, de nuestro Dios, Creador de todo. Es este convencimiento el que nos lleva a actuar conforme a sus deseos y anhelos; porque su palabra dice que todo lo que sembremos en este mundo eso cosecharemos.

 

Cada día el Señor nos da una nueva oportunidad para que podamos hacer el bien, perdonar y bendecir a todo el que esté a nuestro lado, que no nos importe su condición, porque es Dios quien nos bendice cuando aplicamos su palabra.

Estamos llamados a ser fuentes de bendición para todos y esto sucede cuando se desprenden de nosotros los frutos de su Espíritu Santo, entonces podemos decir que tenemos un corazón conforme al de Dios. ¿Quieres un corazón así carente de maldad?, lo puedes encontrar en Dios. 

 

 

 

Ysabel Rodrigues

Con mucho amor, 


Escribir comentario

Comentarios: 0