La ley de la libertad

   Santiago 1:25
  “Más el que mira atentamente en la perfecta ley,
la de la libertad,y persevera en ella,
...,éste será bienaventurado en lo que hace."
Santiago 1:25

Jesús no ha venido para darte en la cabeza y para ponerte en cadenas. Ha venido para llevarte a la perfecta libertad, la libertad que Él ha preparado PARA TI.

Su voluntad es que tú vivas y actúes bajo la perfecta ley de la libertad, para que te libere completamente, para que tengas éxito y seas feliz.

 

Esta libertad que Jesús quiere para ti significa: la libertad de la muerte en todos los aspectos. Ya sea en la relación, en la familia, en el trabajo, en todo lo que haces o en la eternidad.

Te ha traído a una familia que no tiene peleas ni destrucciones.Te ofrece una relación, absolutamente sin peleas, en la pureza y llena de alegría. Una vida sin separación, sin deficiencias, sin enfermedades y sin pobreza.

 

Pues, Su voluntad para ti es la libertad pero ahora depende DE TI cuánto dejas que esta libertad penetre en tu vida.

 

¿Estás bastante a menudo en relación con Dios como para estar seguro de la vida eterna o estás día tras día con Él como para verlo como tu curador, tu proveedor, como tu prosperidad y como tu alegría?

 

Esta libertad que se ha logrado ganar para ti, está disponible, pero tú decides, cuánto debe expandirse en tu vida.

Allí, donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad.

 

¡Deja que Dios entre a tu vida y deja que Él ocupe totalmente todas tus áreas para que mires hacia Él en tu relación, en tu familia, en el entrenamiento, haciendo las compras y en la visita médica! De esta manera esta libertad se expandirá en tu vida y serás feliz, no importa hacia dónde mires en tu vida.

 

Ésta es una buena noticia la que Jesús nos ha traído y que simplemente es demasiada buena como para mantenerla en uno mismo.

 

¿Cuán buena  es la buena noticia que predicamos y cuál es la esencia de nuestro ser y de nuestro tener en Cristo, si no es la libertad?

Libertad significa estar libre de toda atadura y de la muerte. Libre de destrucción en tu familia, libre de problemas, libre de separación, de deficiencias, de toda enfermedad y de pobreza.

Significa estar libre, significa vivir en el plan perfecto de Dios PARA TU vida, con toda la alegría, en abundancia, curación, poder, autoridad y bendiciones, que Él ha preparado para ti.

Ésta es la buena noticia que Jesús ha traído y ésta es la perfecta ley de la libertad. ¡Ven a descansar en la libertad de Dios! (Santiago 1, 25-26 & 2 Corintios 3, 17)

 

Hannes Lerke

Con mucho amor, 

Unterschrift von Hannes Lerke

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Ysabel Hernández Rodríguez. (lunes, 17 julio 2017 22:56)

    Aleluya, gloria a Dios por esta libertad, todos debemos proponernos vivir en ella. Una buena reflexión que hoy toca nuestras vidas. Me gusta.